Familiares de Españoles y Comunitarios que se pueden reagrupar por “Familia Extensa”

Real Decreto 987/2015, de 30 de octubre, por el que se modifica el Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo

RESUMEN DE LAS MODICACIONES

¿Qué familiares de españoles y ciudadanos comunitarios podrían ser reagrupados a partir de ahora?

1.     Cónyuge y Pareja de Hecho Registrada. Es el caso típico. El ciudadano comunitario puede reagrupar a su cónyuge (casado con matrimonio válido en España) y a la Pareja de Hecho inscrita en un Registro Público de Parejas de Hecho, ya sea autonómico o local, que no permita duplicidad de inscripción.

2.     Hijos hasta 20 años cumplidos. Tanto del comunitario como del cónyuge o pareja de hecho registrada. Si son menores de edad, con autorización del otro progenitor si lo hubiera.

3.     Hijos con 21 años o más que vivan a cargo. Tanto del español o comunitario como de la pareja de hecho registrada. Cuando tiene  ya cumplidos los 21 años o más, es obligatorio acreditar que viven a cargo en el país de origen, es decir, que depende exclusivamente del dinero que le proporcionan el familiar español.

4.     Padres que vivan a cargo. Del español o comunitario, del cónyuge o pareja registrada. Igual que los hijos de más de 21 años, en el caso de los padres deben vivir a cargo en el país de origen o de residencia. Da igual la edad del ascendiente.

5.     Otros familiares. Familia Extensa (Artículo 2.bis). Cualquier familiar que en el momento de la solicitud se encuentran a su cargo o vivan con él ciudadano español o comunitario. También se incluyen aquellos familiares que, por motivos graves de salud o discapacidad sea estrictamente necesario que el comunitario se haga cargo personal del mismo. En este caso se valorará el grado de dependencia financiera y física, el grado de parentesco y la gravedad de la enfermedad o discapacidad, así como el tiempo de convivencia previa. En todo caso, se entenderá acreditada la convivencia si la misma ha durado al menos 24 meses.

6.     Pareja de hecho (no registrada) con la que se mantenga una relación estable debidamente probada. Familia Extensa.  En este caso, se entenderá una pareja estable la que acredite la existencia de un vínculo duradero. Se entenderá acreditada la existencia de ese vínculo de forma fehaciente en todo caso, cuando hay una convivencia previa marital de al menos un año o si hay descendencia en común (bastará probar la convivencia estable).


 

 

 

Algunos ejemplos de Familia Extensa:

1.     Español que vive en el extranjero con su cónyuge, sus hijos y el nieto de uno de sus hijos. Si acreditan que vivían juntos más de dos años, el nieto entraría como familia extensa.

2.     Alemán que mantiene a su hermano que vive en Cuba, enviándole todos los meses 350 euros. Estos medios de vida son los únicos que percibe el hermano cubano. Podría incluirlo como familia extensa, como hermano a cargo.

3.     Familiar de español que, de la noche a la mañana ha sufrido una enfermedad grave o discapacidad que hace necesario que de forma inmediata se venga a España.

4.     Novio o novia de Español, que tienen una relación estable, viven juntos más de un año como novios y pueden probar su relación.

5.     Novio o novia de Español que, aunque no vivan juntos, pueden probar la existencia de una relación estable y duradera.

6.     Extranjero casado con un Español fuera de España pero cuyo matrimonio aún no está inscrito en el Registro Civil Central. Este caso era el principal por el que se hacían los permisos por circunstancias excepcionales antes de la reforma. Ahora entra en régimen comunitario pero ojo, la norma exige, no sólo la acreditación de que se está en proceso de inscripción del matrimonio, sino que ese vínculo ha sido duradero.

7.     Pareja estable que tienen un hijo en común. Muchos extranjeros con parejas españoles e hijos españoles que han conseguido tramitar antes un arraigo familiar, pasarían ahora fácilmente a régimen comunitario.