Las claves para viajar con niños

 

 

 

Viajar en coche con los más pequeños de la casa puede ser una pesadilla, pero convertirla en una experiencia inolvidable solo depende de cada conductor. Para lograrlo, la compañía de alquiler de automóvile  Europcar  ofrece varios trucos.  

1-El primero es elegir el coche que mejor se adapte al viaje programado y a los pasajeros. Si se piensan alquilar un coche para toda la familia hay que tener en cuenta que, con niños, las maletas se multiplican así que puede que la mejor idea sea optar por uno de gran tamaño y con un gran maletero, como los vehículos familiares. 

2-Si se quiere disfrutar del camino, Europcar aconseja elegir entre una gran variedad de coches capaces de adaptarse a cualquier medio, desde un monovolumen, una station wagon con espacio extra para el equipaje y hasta un 4x4. 

3-Elegir una ruta cómoda, con poco tráfico y una hora de salida idónea es importante para no alargar demasiado el viaje. Para que el trayecto no parezca interminable, se puede dibujarle un mapa con los puntos de referencia que verán por el camino como ciudades, lagos, además de las paradas obligatorias para descansar y estirar los pies. De esta manera solo se fijarán en las etapas que recorren y evitarán que se vuelvan irascibles e impacientes.  

4-Dependiendo de la edad de los niños, el coche tiene que ir equipado con los sistemas de retención adecuados ya que la seguridad durante el viaje es primordial, por ello hay que comprobar que la sillita para los más pequeños está correctamente instalada.

5-La temperatura ambiental debe mantenerse constante, entre los 23 y 25 grados en verano, evitando los cambios bruscos y teniendo siempre a mano ropa por si tienen frío o calor. Hay que procurar parar en zonas con sombra y optar por prendas de algodón, cómodas y lo suficientemente anchas para garantizar la libertad de movimiento de los pequeños.  

Cosas imprescindibles  

6-Tener una muda siempre a mano es imprescindible para poder atender a los niños rápidamente y no tener que hacer paradas para rebuscar entre el equipaje. 

7-Es aconsejable hacer una lista previa con todas estas cosas básicas: productos para la higiene como pañuelos, toallitas húmedas, pañales, babero y un botiquín de viaje con tiritas, alcohol, desinfectante, así como mantas o almohadas para dormir. 

8-Si es un niño que se marea habitualmente, hay que lleva una bolsa impermeable y tener en cuenta que los medicamentos preventivos no son indicados a edades muy tempranas, por lo que los únicos remedios son parar más a menudo, abrir un poco la ventanilla y distraerlo con actividades divertidas.  

Algo ligero para comer 

9-Antes y durante el viaje, hay que procurar que los niños disfruten de una comida ligera, moderada y que no tomen bebidas gaseosas, ya que les podrían provocar molestias digestivas. Hidratarse y alimentarse bien es imprescindible para vencer el cansancio del viaje, por lo que hay que intentar tener a mano una bolsa o nevera térmica que mantenga frescos el agua, los zumos, los sándwiches y la fruta.Si los pequeños tienen problemas para comer en el coche, hay que asegurarse que se llevan sus galletas favoritas o los cereales que tanto les gustan. 

Mejor jugando

10-Últimamente, los coches han adaptado su tecnología a las necesidades de los más pequeños, incluyendo pantallas en los cabezales para que puedan disfrutar de sus dibujos favoritos. Si el coche cuenta con estos gadgets, hay que intentar que estos no acaparen toda su atención, ya que acabarán con la vista cansada, aparte de no haber disfrutado del paisaje. 

11-Hay que liberar su imaginación y crea una experiencia inolvidable para los peques inventando juegos con las cosas que están a la vista: Veo veo, Palabras encadenadas, Seguir la historia, Adivinar el personaje, Pantomima, entre otros. Además, no se debe olvidar en casa a su mejor compañero de viaje, el peluche, ni los cd’s con música infantil.  

  

 

 

Publicidad

Ofertas para viajar a Cuba

Publicidad


Fuente:Agenttravel