Acuerdos entre Cuba y Francia para impulsar el turismo ecológico en la isla.

 

 Cuba y Francia firmaron un acuerdo en el cual  se propone una nueva forma de negocio, donde el turismo y el cuidado de la naturaleza y el medio ambiente van de la mano.

 

 Los franceses, reconocidos ecologistas y fiel amantes de la naturaleza,pudieran haber encontrado en Cuba la fórmula perfecta para satisfacer su espíritu vacacionista, en un entorno sano, y donde la polución no alcance los límites que enfrentan, cuando visitan otros destinos para vacacionar. Según medios de prensa cubanos, los dos países firmaron hoy un acuerdo, con el objetivo de identificar áreas dentro de lo que suelen denominar "campismo de alto estándar", que no sería otra cosa que encontrar algo parecido a un 5 estrellas enclavado en el medio de un paraíso terrenal, verde y lo más natural posible.

 

 El acuerdo fue suscrito en París por el vicepresidente del grupo Campismo Popular de Cuba, Juan Carlos García Millán, y el titular de la compañía gala Campeoles, Eric Marie de Fiquelmont, durante el evento empresarial Colectividades.El empresario cubano señaló que Cuba es el escenario natural más importante de la región del Caribe por su "dimensión, variedad y niveles de endemismo", lo que consideró un "fuerte atractivo" para el turismo de naturaleza.Este tipo de excursionismo de naturaleza comenzó a fomentarse en Cuba desde 1981 con campamentos de cabañas rústicas y casas de campaña instalados en las cercanías de parajes naturales como valles, cuevas, colinas, bosques, costas y playas, atractivos por sus paisajes, flora y fauna, que en principio estuvieron destinados fundamentalmente al turismo nacional.

 

 Hace unos años se elevó el confort de esas instalaciones para orientarlas al turismo internacional, atraído por pintorescos escenarios naturales como los del Valle de Viñales y la Cueva de los Portales, en la provincia occidental Pinar del Río; el oriental Pico Turquino, la elevación más alta de la isla, y la localidad habanera de Jaruco, entre otras.

 

 Para el empresario francés Eric Marie de Fiquelmont, este nuevo trato permitirá explorar las posibilidades de inversiones en las instalaciones de campismo de Cuba, otra forma de promover los viajes de los franceses al país caribeño.

 

 

Publicidad

Publicidad


Fuente:CiberCuba