17 horas y 30 minutos: el vuelo más largo del mundo ya es una realidad

El vuelo sin escalas más largo del mundo, que une las ciudades de Doha(Qatar) y Auckland (Nueva Zelanda) ha realizado este lunes su primer viaje. Operado por Qatar Airways, cubre una distancia de 14.535 kilómetros y supone la coronación del vigésimo aniversario de actividad de la aerolínea árabe.

La operación supone la entrada de Qatar Airways en el mercado neozelandés. La nueva ruta, que será diaria, es operada por un Boeing 777, con una configuración en dos clases: 42 asientos de Business y otros 217 en Económica.

Bienvenida en el aeropuerto de Auckland con el tradicional cañón de agua (Reuters)

La compañía informa que desde España se podrá llegar a Auckland a través de Doha, a través del Aeropuerto Internacional de Hamad, gracias a los dos vuelos diarios que Qatar Airways opera desde Madrid y desde Barcelona.

Hasta ahora, el vuelo más largo del mundo lo ostentaba el Dallas-Sidney de Qantas, que supone 17 horas en el aire para el pasajero. Lanzada en 2013, es una ruta diaria que se opera con Airbus A380. Cuenta con más ocupación que el de Qatar: 14 asientos-cama de Primera, 64 en clase Ejecutiva, 35 en Premium Economy y 371 asientos en clase económica.

El Dallas-Sidney de Qantas era hasta ahora el más largo

Mismo tiempo supone el San Francisco-Singapur de United y Singapore Airlines. Son vuelos directos diarios operados con las naves más modernos que tienen las compañías.

En el caso español, la ruta más larga es la Madrid-Santiago de Chile de Iberia y Latam, lanzada en 1998, y que supone unas 13 horas de viaje.

Publicidad