La empresa cubano-española Habanos facturó 445 millones en 2016

    En el año 2016, la empresa mixta cubano-española Habanos facturó un total de 445 millones de dólares, lo que supone un incremento del 5 % en relación con el año anterior. El logro se inserta en un escenario adverso para el mercado de los bienes de lujo, que ha permanecido estancado en los últimos meses.

    Las cifras de negocio anuales de la compañía, integrada a partes iguales por la estatal Tabacuba y la entidad española perteneciente al grupo inglés Imperial Tobacco, fueron difundidas hoy al inicio del 19 Festival Internacional del Habano.

 

"Ha sido un muy buen año, es un éxito y más cuando nos comparas con la industria del lujo, que permaneció bastante plana a lo largo del año pasado", señaló a Efe el copresidente de Habanos S.A., el español Luis Sánchez-Harguindey.

 

  El mercado de bienes industriales de lujo no varió en 2016, lo que hace que la empresa se muestre "moderadamente optimista" respecto a sus resultados.Los principales mercados de Habanos son España, Francia, China, Alemania, Cuba y Suiza, países que suman más del 50 % de las ventas.La "recuperación" de estos "mercados tradicionales" del habano cubano -principalmente España y Francia- es uno de los factores a los que la firma atribuye su crecimiento en 2016, sumado al incremento del negocio en mercados emergentes como los de Europa del Este, Asia-Pacífico, Oriente Medio y Latinoamérica.El vicepresidente de Desarrollo de Habanos, Javier Terrés, precisó que también influyó la muy publicitada celebración del aniversario de la icónica marca Cohíba el año pasado, "un fenómeno que ha ayudado mucho en la cifra de negocio del año".

 

    Otra de las causas del aumento en las ventas fue el incremento del turismo en Cuba, que en 2016 batió un récord al superar los cuatro millones de turistas.Además, la industria tabaquera de la isla recibió a finales del año pasado otra buena noticia: un nuevo relajamiento de las sanciones de EE.UU. que permite a los viajeros de ese país importar sin límites, para uso personal, tabaco y ron cubano en los equipajes.Hasta octubre del 2016 los estadounidenses que viajaban a la isla solo podían llevarse legalmente de vuelta a casa el equivalente a 400 dólares en productos locales, incluidos 100 dólares de alcohol y tabaco.

 

"Creemos que todo lo que sea no discriminar el habano frente a puros de otros orígenes es positivo. Ahora los visitantes norteamericanos tienen la oportunidad de llevarse a EE.UU. la misma cantidad de habanos que de tabacos de otros orígenes. Es una medida que ayuda a ir eliminando las restricciones", indicó Sánchez-Harguindey.

 

La medida, una de las últimas de la Administración de Barack Obama respecto a Cuba, no tuvo en cualquier caso mucho impacto en las cifras del pasado ejercicio.Al entrar en vigor en octubre "la afectación sobre volumen de negocio no ha sido significativa", precisó Javier Terrés.

 

A pesar de esa nueva normativa, el mercado estadounidense sigue vetado para Habanos S.A. debido al embargo que el país vecino mantiene sobre Cuba.Sin contar dicho mercado y según cifras de la empresa tabaquera, la cuota de mercado de la firma cubano-española es del 70 % en volumen y el 80 % en valor, sobre un estimado que fija el mercado mundial en 450 millones de puros.

 

La compañía, que comercializa en 150 países las 27 marcas de puros premium hechos a mano en Cuba, reiteró hoy que ante una eventual apertura del mercado de EE.UU, Habanos está en disposición de cubrir un incremento inusitado de la demanda sin comprometer la calidad de sus productos.

Publicidad

Publicidad