Consejos para viajar a Cuba con poco presupuesto

Si decides viajar a Cuba y estás algo corto de presupuesto o simplemente deseas ahorrar al máximo, aquí te traemos algunos consejos para que disfrutes de la mayor de las Antillas con poco dinero:

Oferta con Cubana de Aviación 495 € (ida y regreso)
Oferta con Cubana de Aviación 495 € (ida y regreso)

1. Busca las mejores ofertas de vuelo:

 Ten en cuenta la temporada en la que deseas viajar a Cuba y busca los precios más razonables ya que suelen variar en dependencia de la época del año. Si buscas un vuelo con varios meses de antelación puede que encuentres buenas ofertas para comprar tu billete. También existen webs de buscadores de vuelos que te permiten comparar las diferentes opciones, incluidas aquellas con varias escalas que, aunque hacen más largo el trayecto, suelen abaratar el costo del pasaje.

2. Hazte un plan de viaje preciso y prepárate para caminar:

Escoger una zona bien comunicada es un pilar indispensable para visitar Cuba. Además de permitirte disfrutar al máximo de las ciudades, podrás ahorrarte muchísimo dinero en transporte. Las áreas cercanas al centro urbano son siempre una buena elección, pero sobre todo tendrás que estar listo para caminar y ¡caminar mucho!

Minimals en el Vedaddo desde 55€/noche
Minimals en el Vedaddo desde 55€/noche

3. Un casa particular es una buena opción:

 Una vez determinadas la agenda de viaje y los lugares a visitar toca pensar en dónde quedarte, puesto que un buen hospedaje es un factor fundamental para garantizar una estadía cómoda y segura. Una forma ideal de ahorrar dinero es prescindir de los clásicos hoteles y buscar una casa de alquiler particular que se ajuste a tus necesidades y presupuesto. Además de sentirte como en casa, podrás disfrutar de cerca de la experiencia de convivir y ser atendido por los propios cubanos. Existe una amplia variedad de ofertas para todos los bolsillos y hoy en día ya es posible buscar desde el extranjero a través de las muchas webs que existen para ello.

4. Cocina en casa:

Si tu alquiler cuenta con una cocina o al menos un espacio acorde para preparar tus propios manjares, esta es una buena opción para gastar menos. Puedes ir a las tiendas o a los agromercados cubanos y servirte de tu propia comida para cocinar en casa. Una buena “comelata” con familiares o amigos en el hogar te saldrá mucho más barato que ir a comer todos a algún restaurante.

5. ¿Quieres ir a comer afuera?

 Pero puede que estés ansioso por comerte un buen plato de arroz con frijoles y yuca asada cocinados por algún experto y no tengas claro a dónde ir. Actualmente, la Isla cuenta con una gran cantidad de “paladares” particulares que ofrecen un variado y exquisito menú, que te permitirá degustar la sabrosa comida cubana. Lo mejor es que busques y preguntes por las paladares menos conocidas y famosas, pero que ofrezcan buena comida, y así podrás llenarte la barriga sin excederte en gastos.

6. Monta “almendrones” como un cubano más

Si lo que quieres es moverte por la ciudad en un auto es mejor que prescindas de los típicos taxis donde puedes viajar solo o de los caros autos rentados. En tal caso, compartir un asiento en un “almendrón” o taxi antiguo es una buena idea para ahorrar dinero en transporte. Al principio te parecerá algo incómodo o raro eso de pagar por viajar junto a otros pasajeros por un trayecto predefinido, pero seguro que acabarás acostumbrándote.

7. Mantente hidratado con tu propia agua

Una buena manera de ahorrar dinero es llevando siempre contigo tu propia agua. Compra para tu hospedaje una buena cantidad de botellas o galones de agua en el supermercado y porta siempre tu propio envase allá a donde vayas. Parece poco, pero conseguirás ahorrar muchas monedas si no te paras a comprar en cada esquina algún líquido, tan necesario, además, para un clima tan cálido como el cubano.

8. Cambia solo lo necesario

El cambio de dinero es un tema muy delicado en Cuba debido a la existencia de dos monedas. Lo mejor es que localices la Casa de Cambio (CADECA) más cercana y vayas cambiando de acuerdo a tus necesidades.

9. Olvídate de Internet

No caigas en el juego de las tarjetas para conectarte a Internet y ahorrarás. Sabemos que es duro, pero un poco de desintoxicación tecnológica te vendrá de maravilla. Aprovecha tu tiempo en caminar y descubrir rincones y bellezas de Cuba. A tu regreso tendrás tiempo suficiente para subir las fotos a las redes sociales y compartir con amigos tu experiencia en la mayor de las Antillas.

10. Busca los planes más económicos

Deleitarte con la naturaleza es una muy buena opción para conocer realmente Cuba. Las playas y los campos que posee la Isla son verdaderas joyas de las que puedes disfrutar sin gastarte mucho dinero. 

Consejo extra:

Lleva en tu maleta todo lo que puedas necesitar, desde medicinas, curitas, protector solar, desodorante, perfume, pasta dental, cepillo de dientes, repelente, crema, toalla de playa, compresas, ropa cómoda y apropiada para cada ocasión, champú, acondicionador, gel de baño, jabón, comida... ¡todo lo que se te ocurra y te quepa! Recuerda que Cuba es un paraíso, pero desgraciadamente, carece de mucho.

 

 

¡Buen viaje!